3.9.10

Se conceden los Premios Nacionales de Literatura


Martha Carolina Dávila, Premio Nacional de Literatura 2010.


Hoy se han fallado, al unísono, los dos premios más importantes de literatura en Colombia: El Premio Nacional de Poesía Mincultura, y los Premios Ciudad de Bogotá. Debo decir que estoy gratamente sorprendido por la concesión del premio Mincultura a una joven poeta de 28 años, desconocida en el panorama lírico de nuestro país. Tenía la certeza, hasta este momento, que aquel galardón estaba amañado. Vaya sorpresa. Juan Felipe, Ramón Cote, María Baranda y Elkin me han silenciado. Así mismo, otro de los premios esperados era el de la FGAA. Pero mejor dejo la info, para que la consulten:

La poeta bogotana Martha Carolina Dávila, de 28 años, obtuvo el Premio Nacional de Literatura en Poesía 2010 que otorga el Ministerio de Cultura dentro de la Convocatoria del Programa de Estímulos, con la obra ‘Como las catedrales’, presentada con el seudónimo Ana Algor.

El jurado, integrado por los escritores colombianos Ramón Eduardo Cote, Juan Felipe Robledo y Jesús Elkin Restrepo Gallego, la escritora mexicana María Baranda y el escritor peruano Eduardo Alejandro Chirinos , destacó en el acta que: “’Como las catedrales’ es un libro con una voz poética indudable, que establece un diálogo con la tradición, proponiendo a la poesía como viaje y el viaje como motivo del poema. Su lenguaje tiene una gran fuerza expresiva, el cual está articulado con la vida, logrando establecer un puente de cercanía con el lector. Sorprende la construcción de sus imágenes y la elegancia de su expresión, pues su tono, situado entre lo lírico y lo coloquial, consigue una voz cálida”.

Según la ganadora el libro es el producto de un recorrido de 6 meses por América latina. “Un amigo, Rodolfo Ramírez, tenía un proyecto que buscaba visibilizar la poesía emergente del continente –conocido en Colombia como ‘Los impresentables’. Yo, de alguna manera, me convertí en su corresponsal porque estuve haciendo videos y entrevistándome con poetas todo el tiempo. La poesía me acompañó siempre. Las ideas de los poemas estaban, pero cuando llegué me di cuenta que después de un viaje, uno primero llega físicamente y luego mentalmente, por eso agregué otros poemas que fueron apareciendo”.

Dávila es abogada de la Universidad Externado de Colombia. En la actualidad adelanta una maestría en derechos humanos. Con sus estudios de leyes alterna su afición por la poesía. Fundó la revista literaria ‘Somos, libertad bajo palabra’. Próximamente comenzará en Bogotá, uno de los talleres de la Red Nacional de Escritura Creativa, Renata, del Ministerio de Cultura. “La poesía es una forma de conocer y explicar un poco el mundo. Me permite escudriñar en lo que me rodea, lo que siento y lo que viven otros. Para mí es un ejercicio de atención.”, afirmó la ganadora.

El premio entregará $40 millones y la publicación de 1000 ejemplares de su obra, que se realizará en cooperación con la Universidad Nacional de Colombia. La colección de poemas se lanzará en la próxima Feria Internacional de Libro de Bogotá 2011.

De la misma manera el jurado consideró otorgar una mención de honor a ‘En la posada de J. Babel’, del escritor Luis Eduardo Gutiérrez Lozano, que se presentó con el seudónimo Fabricio Sala. “Es un libro que se destaca por su unidad, por la ficción que pone en juego y por la riqueza de su lenguaje. El tiempo interno de los poemas atrapan al lector por su densidad metafórica. Es una obra distinta dentro de la tradición lírica colombiana”, agregó el jurado.

Y este otro, del Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá:

Reunidos en Bogotá, el primero (1) de septiembre de dos mil diez (2010), los abajo firmantes, Carolina Sanín con cédula de ciudadanía 52.115.967 de Bogotá, Melba Escobar con cédula de ciudadanía 52.249.269 de Bogotá y Juan David Correa con cédula de ciudadanía 79.786453 de Bogotá, como jurados del Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá 2010, dejan constancia de que, después de leer y analizar las ochenta y nueve (89) novelas que concursaron en la especialidad mencionada, han acordado que el/la concursante con el seudónimo NATALIA H. LIMA y que presentó el trabajo titulado RAZONES PERSONALES PARA DESTRUIR UNA CIUDAD es el/la ganador(a).

Impecablemente escrita, Razones personales para destruir una ciudad es una novela poética, inteligente, en la que la protagonista, Natalia, explora su capacidad inventiva en tanto que conversa consigo misma o con ese otro yo hospedado en su conciencia. La narradora traza una ciudad imaginaria, “Venecia”, para escenificar y narrar el deseo, las pulsiones , las motivaciones ocultas y, también, su curiosidad por el mundo y por la realidad que trasciende lo doméstico. El mundo de la ciudad imaginaria y el contexto doloroso en el que se desenvuelve la narradora se funden de manera natural. Se trata de una novela narrada por una voz femenina que puede desconcentrar por su elección al usar un tono en segunda persona, pero que al avanzar sorprende por su elegancia narrativa y su fineza literaria. Natalia H. Lima ha creado el mundo de una mujer capaz de imaginar una ciudad durante toda su vida para escapar de un universo familiar que se derrumba a su lado. La prosa es bella, el ritmo cuidado y la estructura pensada. El recurso de la inclusión de relatos secundarios dentro del principal confiere al libro profundidad y complejidad y hace de él un objeto verdaderamente elocuente, en diálogo con una tradición literaria.
Los jurados sugieren que se omita la palabra “personales” del título para su publicación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias mil por divulgar esta información. Ya salió el acta de apertura de sobres en el sitio de la FGAA. Aparentemente el premio de novela se lo ganó Humberto Ballesteros.

Leo dijo...

Afirmativamente, es el seudonimo de Humberto Bellesteros. Felicitaciones al talento y esfuerzo personal del escritor, cuyo talento y trabajo empiezan a tener reconocimiento.