24.4.09

MUERTE EN EDIMBURGO


Chess chess...

Febrero 17 de 1995

Por encima de la sombra que hace la mano

Ocho seres al frente circundan el reino

Y en cautela uno a uno se van asomando

Como si fuesen distorsionados ejércitos;


De repente, fogoso, se agolpa el caballo

Y relincha acaso por el tablero negro

Donde un tímido alfil, taciturno y callado

Parece inquietar a los peones izquierdos;


El peligro está cerca, el cobarde peligro

Que ataca por detrás al alfil enemigo

Dándole muerte en la blanca tapicería.


Y en tal paroxismo de las negras que avanzan

La torre anuncia con la derrota en su cara:

Mi señor, mi Rey, es tarde, la Dama agoniza…

HELLMAN PARDO

3 comentarios:

Pilar Espitia dijo...

Me encanta el último verso y más al pensar que el rey no es nadie sin su reina; sólo puede dar un paso lento que sólo intenta prolongar el fin de la vida.

Horwendil Amlteh dijo...

Un muy buen poema.
¿es un poema referencial? me recordó muchísimo algunos de los escritos que Juan José Arreola tiene sobre el ajedrez, en especial "el rtey negro".

HELLMAN PARDO dijo...

Para nada, es un poema que escribí cuando tenía 16 años...de aquella época tengo algunos, que no están publicados.